viernes, 3 de junio de 2011

Tengo miedo...me siento sola

Hoy me ha buscado, y con una ternura in-habitual me hablaba de dulces futuros, de momentos cálidos que nos esperan a la vuelta de mi palabra. Esa palabra era un sí, que mágicamente cambiaría desde sus mitos, la triste historia de dolor que nos había envuelto y se haría real ese "para siempre" al que jugábamos. Mi estupidez habitual me hizo escucharlo con respeto, creer en su palabra y manifestar miedo a que la historia de dolor se repita...y desde ese mismo momento la historia volvió a repetirse. Me miró con furia, con esos ojos de una belleza terrible, y dijo con su acento de tierras lejanas que me recuerda todas las distancias que hay entre nosotros: "Puta traicionera,usas mis errores para hacerme doler. ¿Quien quisiera estar con alguien como tú? Si te busco es porque tienes algo que aún quiero, y si, me descubriste, no es amor". Y así me ofreció  tener sexo con el, primero como algo banal y entretenido, a lo cual me negué, y luego de negarme,me lo exigió amenazándome que si no era así, buscaría a sus ex, apelando al dolor que eso me causaría por el amor que le tengo. Lógicamente también me negué y lo alenté a esa búsqueda, mas desde ese momento empezó la real pesadilla y los momentos de humillación y dolor mas duras que yo haya vivido, en donde se refirió al asco que le producía mi cuerpo y sus olores, justificando en las formas de este y el asco que le produce mi cuerpo, su imposibilidad que existió desde siempre en nuestra relación, de tener una erección y consumar una penetración (asunto que pensé utilizar para decirle: ¿por que te buscaría a ti por sexo si no puedes satisfacer a nadie? mas no pude, no puedo usar su secreto para hacerle doler...) lo que según él es algo que solo le pasa conmigo y por estar con alguien "como yo". Recuerdo que siempre encontré extraña la forma en que él encontraba satisfacción sexual y su relación obsesiva con la pornografía, la que en un principio encontré absolutamente normal, y luego terriblemente patológica, tanto por la cantidad de horas, como por su imposibilidad de estar con una persona real. Nunca dije nada. Esto porque una vez hice alusión a cierta disparidad en nuestra relación, a lo que el respondió que yo soy una puta ninfómana y que consideraba que esta era "una conversación humillante" .Nuestras relaciones sexuales, si así puede llamársele, se basaban en que yo hiciera ciertas acciones sin la intervención de mi cuerpo, el cual debía estar perfectamente limpio, a pesar de que en ningún momento iba a ser tocado. En un principio vi en este comportamiento un problema que debíamos superar en pareja, asunto a lo que el se negó a hablar, pues ya me acusaba de ninfómana y de humillarlo, o me acusaba de que mi sexualidad era común y poco creativa y que tenía que comprender que la suya era distinta. Desde este momento anulé mi sexualidad entre otros aspectos de mi...asunto que hoy me parece incomprensible. Hoy casi caigo otra vez, casi...pero todo no hace mas que confirmar que mi decisión de distancia es la correcta, a pesar de que esté mas sola que nunca, que no tenga con quien hablar en todo el día, ni con quien compartir ni penas, ni alegrías, ni siquiera una taza de café...

8 comentarios:

  1. Ojalá pudiera ofrecerte más que mis palabras pero desde la costa norte te doy mi más sincera enhorabuena porque tu actitud ha sido impecable.

    ResponderEliminar
  2. Nunca se está solo...
    Aunque nos siéntamos distante.

    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  3. Intenta no caer! solo conseguirás que te hagan mas daño!, lo de estar solo... no es eterno ><..
    Tiempo al tiempo!

    Animo! te sigo^^

    ResponderEliminar
  4. Ya dice el dicho que mejor estar solo que mal acompañado ¿no crees?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me gusto mucho el blog :) es preciosoo :$
    te sigoo!!
    MUAK!!♥

    Pasa si quieres por el mio :P y opinas :)
    http://buongiornoprincess.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. No caigas, no caigas, no caigas... hay más de un cerdo igual por ahí suelto, yo tuve a uno en mi vida, me hacía sentir tan baja que mi único consuelo era escribir poesías estúpidas y repetirme la frase de Oscar Wilde: podré estar en el arroyo,pero miro a las estrellas. Con eso me conformaba, pero te juro que luego las estrellas se acercan, cuando consigas liberarte del todo de él ya no te sentirás "en el arroyo". Y la soledad, como dice Lara, no es para siempre, seguro. Se te pueden pasar oportunidades de ser feliz si te aferras a esa relación perversa que sólo te hace daño.
    Con tu permiso, me quedaré un rato por aquí. Me llamó la atención el nombre "asco", pensé que me sentiría identificada con una parte de mi vida que ahora estoy recordando porque me he puesto a copiar aquellas estúpidas poesías de aquella época, y me da hasta risa pensar lo que pasé, y ahora... estoy BIEN. Y no estoy sola, pero aunque lo estuviera, seguiría estando mucho mejor que antes.
    Me he alargado mucho, lo sé. Besos y ¡ánimo!

    ResponderEliminar
  7. Te he visto por mi blog. Gracias por pasarte. Te sigo, piensa que estamos atentas a ti, que no estás sola, sé fuerte, cada día que pasa te alejas del peligro y vas llenando tu vida con otras cosas, chicas o grandes. Muchos besos y a seguir adelante, ya sabes que PUEDES.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por el apoyo...

    ResponderEliminar